Jornada festiva para decir adiós a la piscina hasta el año próximo

El tiempo acompañó, con un día de cielo azul y sol resplandeciente. La jornada comenzó con una vigorosa emulación de los circuitos de Fórmula 1 en el aparcamiento de la zona deportiva. Ambiente deportivo, buen humor y, siempre, respeto de las precauciones sanitarias.

Carrera de autos locos

Juegos y atracciones en la piscina

Durante toda la jornada, las atracciones acuáticas permitieron a los más jóvenes, y a algunos no tan jóvenes, divertirse de lo lindo. Las imágenes lo dicen todo y no necesitan comentario.

Plato fuerte, el concurso de paellas

De pronto, el ambiente se cargó de aromas y los 12 equipos concursantes se volcaron en la tarea. Había ganas, después del obligado paréntesis del año  pasado. Masiva participación masculina, pero al final el jurado emitió su veredicto y fueron las damas las que se llevaron el gato al agua. El equipo de Gema Miguel se alzó con el premio a la paella más sabrosa. Ángel Segurado hizo la más original.

Integraron el jurado Antonia García (cooperativista más antigua presente durante el concurso), Elisa Carreras (vicepresidenta del Consejo Rector), Emma Grace de la Cruz (una de nuestras convecinas más jóvenes),  Enrique Vicente (socio cooperativista más reciente) y Miguel Jiménez (gerente del Restaurante Los Berrocales).

El equipo 5, de Luis de la Cruz, cocinó un arroz con garrofo, pollo y setas (por desgracia, no hemos podido encontrar una imagen). Le gustó mucho al jurado, que le concedió una mención especial al haber llegado fuera de la hora límite y no poder optar a premio.

Y fin de fiesta con música

Para terminar, Eduardo Martín Erice nos deleitó  al teclado con piezas musicales populares y temas de películas, desde El fantasma de la ópera y Memorias de África hasta El mago de Oz y El rey León.