Un poco más de cuidado ayudaría a mejorar el aspecto de la urbanización

Algunos con­tene­dores de resid­u­os de la urban­ización pre­sen­tan con fre­cuen­cia un aspec­to lam­en­ta­ble. Pese a las reit­er­adas indi­ca­ciones del Con­se­jo Rec­tor, se deposi­tan jun­to a los con­tene­dores mue­bles viejos, ropa, bol­sas de basura que los ani­males rompen y cuyo con­tenido esparcen o cajas de cartón sin tomarse la pequeña moles­tia de desmon­tar­las e intro­ducir­las en el con­tene­dor de reci­cla­je.

En algunos casos, el amon­ton­amien­to de obje­tos for­ma una ver­dadera bar­rera que difi­cul­ta y a veces impi­de al acce­so a los con­tene­dores. Un mín­i­mo esfuer­zo de todos los veci­nos per­mi­tiría acabar con estas situa­ciones.

¿Este es el lugar más adecuado para una terrazita de verano? No es fácil comprender por qué se abandonan los enseres en la calle cuando existe un servicio semanal gratuito de recogida a domicilio.

¿Este es el lugar más ade­cua­do para una ter­razi­ta de ver­a­no? No es fácil com­pren­der por qué se aban­do­nan los enseres en la calle cuan­do existe un ser­vi­cio sem­anal gra­tu­ito de recogi­da a domi­cilio.

Una barrera de objetos abandonados impide el acceso al contenedor.>/strong>

Una bar­rera de obje­tos aban­don­a­dos impi­de el acce­so al con­tene­dor.

El mismo caso. Los muebles no deben dejarse junto a los contenedores de residuos o de reciclaje. Todos los martes pasa un camión del Ayuntamiento a recogerlos en cada parcela siempre que previamente se dé aviso a la oficina de la urbanización.

El mis­mo caso. Los mue­bles no deben dejarse jun­to a los con­tene­dores de resid­u­os o de reci­cla­je. Los martes pasa un camión del Ayun­tamien­to a recoger­los en cada parcela.

La urban­ización dispone de un ser­vi­cio de recogi­da, todos los martes, de mue­bles y enseres en desu­so. Bas­ta avis­ar pre­vi­a­mente a la ofic­i­na medi­ante este for­mu­la­rio o en el telé­fono 916 757 791 y sacar los obje­tos a la acera el lunes por la noche.

Para mate­r­i­al eléc­tri­co o elec­tróni­co o resid­u­os de carác­ter con­t­a­m­i­nante, el pun­to limpio móvil del Ayun­tamien­to visi­ta la urban­ización el ter­cer sába­do de cada mes.

Las bolsas que se dejan en el suelo en vez de introducirlas en los contenedores terminan abiertas y convertidas en montones de inmundicias.

Las bol­sas que se dejan en el sue­lo en vez de intro­ducir­las en los con­tene­dores ter­mi­nan abier­tas y con­ver­tidas en mon­tones de inmundi­cias.

Ramas abandonadas a lo largo de la acera. La forma lógica de dejarlas sería atadas en haces para reducir las molestias y facilitar la retirada, como indican las normas sobre recogida de podas.

Ramas aban­don­adas a lo largo de la acera. La for­ma lóg­i­ca de dejar­las sería atadas en haces para reducir las moles­tias y facil­i­tar la reti­ra­da, como indi­can las nor­mas sobre recogi­da de podas.

Tampoco se comprende muy bien el interés en formar basureros al aire libre en torno a los contenedores en vez de dejar las bolsas dentro.

Tam­poco se com­prende muy bien el interés de for­mar basureros al aire libre en torno a los con­tene­dores en vez de dejar las bol­sas den­tro.

El amontonamiento de residuos de todo tipo junto a algunos contenedores resulta francamente desagradable

El amon­ton­amien­to de resid­u­os de todo tipo jun­to a algunos con­tene­dores resul­ta fran­ca­mente desagrad­able